Éstas son por supuesto las piezas que más me gustan. Oscilan entre la SIMPATÍA, el STORYTELLING y la SENSORIALIDAD retratada con una ESTÉTICA EXSPRESIVA. Pero también he trabajado, en todos los canales, otros tipos de comunicación: didáctica, slice of life, testimoniales al servicio de distintos celebrities, announcements, campañas de tono emotivo, institucional, nostálgico, trascendente...

 

Aunque estoy convencido de que a la publicidad le conviene ser un ENTRETENIMIENTO fresco y bonito (en oposición a una interrupción unidireccional) sé que todos los estilos puede dar buenos resultados si se trabajan con originalidad y mensajes legítimos, centrándose en el interés y la conexión relevante con el consumidor.